Según el decreto 2345 del 23 de diciembre del año pasado, expedido por el Ministerio de Hacienda, todas las personas naturales que cumplan cualquiera de las siguientes condiciones, deben declarar el impuesto sobre la renta 2020, sobre el año gravable 2019.

  • Que el patrimonio bruto al término del año gravable 2019 sea igual o superior a $154.215.000
  • Que los ingresos totales del respectivo ejercicio gravable sean iguales o superiores a $47.978.000
  • Que los consumos mediante tarjeta de crédito sean iguales o superiores a $47.978.000
  • Que el valor total de las compras y consumos sean igual o superior a $47.978.000
  • Que el valor total acumulado de consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras sean igual o superior a $ 47.978.000

Es decir que, no estarán obligados a declarar quienes al último día del año gravable 2019:

  • NO EXCEDIERON DE PATRIMONIO BRUTO LAS 4500 UVT ($154.215.000)
  • QUIENES SUS INGRESOS TOTALES NO FUERON SUPERIORES A 1.400 UVT   ($ 47.978.000), LO QUE REPRESENTA UN INGRESO MENSUAL DE $ 3’998.166.

Es importante recordar que a la Dian llega la información exógena remitida por las empresas o firmas que el año pasado le hicieron pagos a personas naturales, y que estos recursos también hacen parte de sus ingresos, en caso de que tengan un salario y realicen actividades adicionales puntuales o recurrentes.

Abrir chat
Cuentanos en que podemos ayudarte
Hola, en que podemos ayudarte?